El Derramadero

El nombre de la misma comunidad en si, viene de la palabra derramar

Cuando yo estaba en la primaria, nos preguntaron que qué significaba el derramadero. Entonces empezamos a investigar, y yo fui con un tío abuelo, ya es finado y le decíamos papá pancho. Le pregunté y me dice ‘viene de la palabra derramar’. Entonces, anteriormente, había mucha agua que se tiraba. Entonces, se derramaba y escurría. Buscaron la forma de causarla, de llevarla hacia algún lugar.

Tenemos dos calles, aquí les llamamos la calle de abajo y la calle de arriba, igual tienen sus nombres y te van a aparecer si los buscas pero aquí es la calle de abajo y la calle de arriba.

En la calle de abajo anteriormente estaba nuestra iglesia, ahorita si ya la utilizan pero muy poco, igual y para un evento pequeño de la misma iglesia. Posteriormente se construyó la que está ahorita, al final de la entrada de la calle principal.

Pero ahí donde está sentada, nosotros lo conocimos como un estanque, cuando yo vi, ahí se juntaba agua. Ahí se le daba agua a los animales, a las vacas, chivas, a los animales que tuvieras, inclusive también se acarreaba agua en su momento. Recuerdo que había unas piletas de agua y también había una llaves para lo mismo, para darle agua al ganado. A veces escaseaba también y se quedaba como que los asientos de todo, pues de lo que consumían los animales, y se empezaba hacer verde; había ranas. Entonces jugábamos con los renacuajos, los sacábamos y los poníamos en un bote, total, ahí íbamos viendo como crecía.

También recuerdo que construían aquí mismo, con palos, como balsas pequeñitas para jugar más que nada, para distraerte un poco. Al paso del tiempo, la comunidad decidió taparla a un nivel para poder levantar ahí la iglesia. Era muy húmedo ahí, entonces me imagino que quien la preparó, busco la profundidad necesaria para poder sentarla, y por eso al igual se le dio un poquito más de altura porque de repente trasmina, es decir, que el agua se pasa.

José Manuel Blanco Molina

Aquí en el Derramadero, el agua viene de las mangueras, del motor que es de todos los pueblitos y sacan el agua del pozo.

Si batallamos mucho porque a veces no hay agua en el motor y hay veces que no hayamos con que lavar la ropa. cuándo llueve yo guardo el agua en un tambo pero como quiera me hace falta otro, y cuando no hay agua mando a mi hijo al cerro y me trae una yoguita.

María Guadalupe Abundiz Casas

Aquí nosotros lo nombramos la Olla. se llama el agua de la olla porque es agua buena. Nos hicieron esta olla porque no había lluvia y no teníamos agua, porque la bomba se nos había desbaratado y la traíamos del ejido de rumbo al barro, pero no era lo suficiente para mantener bien a la comunidad. Ese trabajo lo hicimos por medio de fatiga que es el trabajo de abrir, buscar y juntar corrientes. Todos los ejidatarios cooperamos con fatigas para buscar el agua. Había un tanque, que fue el primero que se construyó cuando se hizo la perforación y se almacenada el agua ahí, y era el que mantenía a todo el rancho y la comunidad, pero se rompió y ya no funciona.

Por la escasez de agua y que ya no llueve, ya no hay comida para cosechar. Anteriormente existía la gente y trabajaba, había más lluvia y no había necesidad de salir a levantar comida, pues había gente que te compraba los acaparadores, te compraba la cosecha, y ahí teníamos para comer, para vestir, para todo. Y ahorita ya no. Hace muchos años que no se levanta cosecha, ni para los animales o para nosotros, todo está cenizo y vacante. Ahorita lo poquito que se cosecha, ya no hay quien compre el grano, el maíz, y frijol tampoco, pues aquí casi muy poco se siembra el frijol porque ya el tiempo no ayuda, es lo que hay.

Abraham Contreras